Este día se celebra con el fin de reforzar en la opinión pública la problemática de los riesgos y la seguridad de las personas en el ámbito laboral, promoviendo una cultura de la prevención mediante la educación, la sensibilización y la anticipación.

El 21 de abril de 1972 se sancionó en el país la ley 19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo (reglamentada por decreto Nº 351/79), piedra fundamental de la actual normativa en materia de prevención de accidentes laborales en el país.

En tanto la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estableció el día 28 de abril como el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, con el objetivo de fomentar la prevención de los accidentes y las enfermedades en el lugar de trabajo.

Según indican datos de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo se mueren aproximadamente dos personas por día en accidentes laborales, que pueden ser evitados mediante medidas básicas de prevención. La solución a la mayoría de estas muertes puede ser advertida si el empleado trabajara en un ambiente seguro. La legislación prevé una serie de medidas que deben cumplirse dentro de un ambiente laboral. Y son los profesionales especializados quienes están dedicados a velar por la correcta disposición de las reglas y vigilar que los empleados trabajen en lugares seguros y sanos.

Para el 2021 la OIT ha establecido como lema de trabajo el “Anticiparse a las crisis, prepararse y responder e invertir en sistemas resilientes de seguridad y salud en el trabajo”.

Desde que irrumpió como crisis mundial a principios de 2020, la pandemia de COVID-19, ha incidido en casi todos los aspectos del mundo del trabajo, desde el riesgo de transmisión del virus en los lugares de trabajo hasta los riesgos relacionados con la Seguridad y la Salud de los Trabajadores (SST) que han surgido como consecuencia de las medidas para mitigar la propagación del virus. La reorientación hacia nuevas modalidades de trabajo, como la generalización del teletrabajo, ha ofrecido muchas oportunidades a los trabajadores, pero también ha planteado riesgos potenciales para la SST, en particular riesgos psicosociales y violencia.

La OIT aprovecha esta oportunidad para sensibilizar a la opinión pública y para estimular el diálogo sobre la importancia de crear e invertir en sistemas de SST resilientes, basándose en ejemplos regionales y nacionales para mitigar y prevenir la propagación de la COVID-19 en el lugar de trabajo.

Compartimos informe para el día mundial de la seguridad y la salud en el trabajo 2021

https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_dialogue/---lab_admin/documents/publication/wcms_780970.pdf

Por todo lo expuesto anteriormente, es muy importante contar con profesionales capacitados y formados en el ámbito de la Seguridad y la Higiene, en primer lugar, porque cuida, protege a los empleados. Por otra parte, porque así lo exige la ley N° 19.587, vigente desde el año 1972, reglamentada en el año 79’ por el decreto N° 351 y en el año 96’ por el decreto N°1.338. La misma regula las prevenciones que las empresas deben tomar para evitar que sus trabajadores sufran accidentes.

¿Qué hace un Profesional en Seguridad e Higiene?

En la Sede Río Cuarto de la Universidad de Mendoza, se dicta la Tecnicatura Universitaria en Seguridad e Higiene en el Trabajo, una carrera con un plan de estudio de tres años y con una formación actualizada.

Los invitamos a conocer el plan de estudio, perfil profesional y campos laborales ingresando por medio del siguiente enlace:

https://um.edu.ar/carreras/tecnicatura-universitaria-en-higiene-y-seguridad-en-el-trabajo/