15 de julio | Día Nacional del Corredor Inmobiliario

“Los desarrollos inmobiliarios deben construir calidad y es nuestro principal objetivo estar presentes en nuevos proyectos”.

El ejercicio del corretaje inmobiliario es muy antiguo y complejo. Hoy la circulación de los bienes está extendida y la actividad es cada día más intensa y compleja.

Se festeja -según Ley 4983- (C.A.B.A.) de mayor modo en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, recordando que el 15 de julio fue la puesta en funciones del Primer Consejo Directivo de Profesionales del Corretaje Inmobiliario. También en nuestra región tenemos otras fechas para homenajear los corredores inmobiliarios. El origen de la profesión es milenario y surgió cuando aparecieron las primeras monedas, antes de la era cristiana. 

Cabe señalar que la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de nuestra Casa de Estudios ofrece un plan para estudiantes de arquitectura y arquitectos egresados quienes pueden capacitarse en el ámbito de la comercialización a través del corretaje inmobiliario. Esta propuesta académica está abierta tanto para arquitectos titulados como para alumnos de tercer año en adelante, de la carrera de Arquitectura y Urbanismo, de la Universidad de Mendoza.

Para estos últimos, entre otras condiciones, se exige la obtención del título de Arquitecto, previamente a la titulación como Corredor Inmobiliario.

Así mismo en la Sede Río Cuarto de la Universidad de Mendoza, existe la carrera de Corredor Inmobiliario y nuestros egresados se encuentran habilitados para:

• Intermediar en la conclusión de contratos temporarios o permanentes relacionados con bienes inmuebles disponibles para esos fines sean públicos o privados eximidos de estar afectados a subasta pública o privada.

• Actuar en nombre propio y por cuenta ajena siendo remunerado por ello.

• Efectuar tasaciones referidas a los valores de mercado.

• Asesorar en las etapas preliminares a las operaciones comerciales inmobiliarias.

• Colaborar con las otras ocupaciones y profesiones con alcances ajenos a los presentes que intervienen en el mercado inmobiliario.

• Orientar a las partes intermediadas sobre la competencia y necesidad de asesoramiento e intervención de otras ocupaciones y profesiones habilitadas en el mercado inmobiliario.

• Actuar como perito tasador en la justicia ordinaria y federal.

• Emitir juicios sobre asuntos sociales y técnicos de intermediación.

• Diseñar, ejecutar y controlar propuestas de corretaje conducentes a una óptima comercialización o acuerdo entre partes.

• Realizar toda otra actividad inherente al corretaje inmobiliario