22 de marzo – Día Mundial del Agua

UM-DiaMundialdelAgua2021-POR

Agua cómo te deseo, agua como te miro y te quiero, agua corriendo en el tiempo, agua bailando en manos del sol”.

Con el lema “el valor del agua” se celebra el día mundial de este recurso esencial para la humanidad.

En el planeta una de cada tres personas vive aún sin agua potable. También hoy es oportuno señalar la importancia de este líquido esencial para detener la pandemia del Covid 19.

Recientemente nuestra Casa de Altos Estudios invitó a todas las mujeres a participar de una encuesta virtual de opinión sobre el valor del agua. La actividad se realizó en el marco del Proyecto Agua y Género en América Latina, a través del Instituto de Agua y Ambiente de la Universidad, del Proyecto Agua y Mujeres del Departamento General de Irrigación y de Arg Cap-Net.

Desde la ONU también se anunció que hoy, 22 de marzo, se celebrará en un acto en línea de 13:00 a 14:30 (CET) donde se presentará el Informe sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos y se debatirá acerca del valor del agua, la crisis mundial de este elemento y la necesidad de buscar medidas para alcanzar el objetivo:  Desarrollo Sostenible y saneamiento del agua para todo el mundo antes del año 2030.

La idea de celebrar este día internacional se remonta a 1992, año en el que tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro y en la que emanó la propuesta. Ese mismo año, la Asamblea General adoptó la resolución por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, siendo 1993 el primer año de celebración.

¿Sabías que …?

  • Un sistema de saneamiento y un suministro de agua adaptados al cambio climático podrían salvar la vida de más de 360 000 bebés cada año.
  • Si limitamos el aumento del calentamiento global a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales, podríamos reducir la sequía causada por el clima hasta en un 50%.
  • El clima extremo ha causado más del 90% de los desastres mayores en la última década.
  • Para 2040, se proyecta que la demanda mundial de energía aumente en más del 25% y que la de agua se incremente más del 50%.

Se incentiva a cuidar nuestros ríos, acequias, diques, lagos y sobre todo a no desperdiciar de ninguna forma el agua, así de esta manera todos aportaremos para el cuidado de tan preciado bien.