En el 76° aniversario del Día Internacional de la UNESCO

POR

Su misión es contribuir a la consolidación de la paz, la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible y el diálogo intercultural.


El 4 de noviembre se celebra todos los años el Día de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Se trata de una celebración en la que se pone de manifiesto todos y cada uno de los logros conseguidos.

En 1945 se llevó a cabo una conferencia de las Naciones Unidas, con la participación de cuarenta y cuatro países, de los cuales treinta y siete aprobaron la fundación de la UNESCO con la finalidad de reestablecer los sistemas educativos de aquellos países aliados impactados por la guerra y que no disponen de suficientes recursos para la ejecución de acciones en materia de educación y cultura. Se firmó así la Constitución de la UNESCO, cuyo documento entró en vigor a partir del 4 de noviembre de 1946. Posteriormente, se inauguró su sede principal en el distrito VII de Paris, en el año 1958.


Esta fecha es muy especial y recordada con cariño por nuestra Universidad de Mendoza y todas las personas vinculadas a la comunidad educativa. La organización internacional mencionada es esencial para regular el impacto del COVID-19 en la educación superior; la nueva inclusión en la Educación Superior; la movilidad académica; la gobernanza; el financiamiento; la producción de datos y conocimientos y la Cooperación para fortalecer las nuevas sinergias mundiales.

Reformular las ideas y las prácticas de la Educación Superior en pos de garantizar los objetivos de desarrollo sostenible para el planeta y la humanidad”, frase que surge como parte de los eventos previos a la Tercera Conferencia Mundial de Educación Superior de la UNESCO #WHEC2022.