En el Día del Nutricionista, la Facultad de Ciencias de la Salud de la UM celebra a su primera egresada de la Licenciatura en Nutrición

POR

Claudia Marisol Céspedes ingresó en la primera cohorte de Nutrición en 2016, cuando se iniciara el dictado de la carrera en esta Facultad.

Céspedes en plena exposición de su Trabajo Final Integrador, con un desempeño sobresaliente y la calificación más alta.

Su progreso como alumna fue constante y firme y el 5 de agosto de este año, bajo la dirección de su tutora la Lic. Melisa Wajchman, defendió su Trabajo Final Integrador ante Tribunal integrado por las docentes de la Casa: Lic. Mariela Carrizo, Mgter. Javiera Fontecilla y Esp. Lic. Vanesa Pitton y en presencia del Mgter. Abogado Ignacio Vázquez Viera, Secretario Académico de la Facultad.

La disertación, Evaluación del Riesgo de Malnutrición de Adultos Mayores en Institución Privada, fue sobresaliente, mereciendo la calificación más alta por parte de los evaluadores.

La defensa se llevó a cabo en forma presencial, en la sede Mendoza de la FCS, cumpliendo el protocolo de distanciamiento y prevención.

Este egreso, el primero en la carrera de Nutrición desde que se iniciara su dictado en la UM, es muy significativo para todos los involucrados; no sólo porque se trata del corolario del trabajo intenso de la flamante Lic. Céspedes, sino porque es el fruto del esfuerzo y compromiso de docentes y directivos para vencer los desafíos de los últimos tiempos planteados por la pandemia.

Al celebrar el 11 de agosto el DÍA DEL NUTRICIONISTA, este primer egreso adquiere una nueva trascendencia al renovar en cada joven profesional la misión inspirada por el Dr. Pedro Escudero (1887), el médico argentino pionero del estudio sistematizado de la Nutrición en el país y creador de la Asociación Argentina de Nutrición y Dietología (1941).

Ante la vertiginosa evolución y situación de cambios permanentes en la sociedad y en el mundo en general, el rol del profesional de la Nutrición exige de una actualización permanente de los conocimientos y habilidades científicos, basados en principios y conductas éticos y un desempeño  profesional responsable influyendo en la sociedad sobre el valor de la alimentación y nutrición que promuevan la salud, prevengan las enfermedades y en definitiva contribuyan a la mejoría y mantenimiento de la salud.

Su desempeño va más allá de la atención en consultorio, incorporándose de manera efectiva en cargos asistenciales, de asesoramiento, en la docencia e investigación, en áreas tan amplias y abarcativas como la salud, la educación, la economía y la política alimentaria, la calidad, la seguridad alimentaria, el desarrollo social, el deporte y la industria.