Máximo logro de los estudiantes de la FCJS de la UM en el DESAFÍO PRO BONO 2021

POR

El equipo de nuestra Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales alcanzó el primer puesto con el proyecto ganador “Reconociendo identidades” en la III Temporada del DESAFÍO PRO BONO 2021, estudiantes de derecho por el bien común.


Organizado por la Red Federal Pro Bono, y a iniciativa de la Comisión Pro Bono del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, se llevó a cabo la III Temporada del DESAFÍO PRO BONO 2021, estudiantes de derecho por el bien común, en la que participaron cuatro alumnas de la carrera de abogacía.

El Desafío Pro Bono consiste en presentar un proyecto en el cual se identifique una problemática social derivada de la coyuntura actual por la pandemia originada por la COVID-19, que afecte a personas o grupos vulnerables de nuestro país y plantear una solución jurídica. La postulación fue libre y gratuita. Los proyectos debían estar dirigidos a la atención de las necesidades de personas o grupos vulnerables y plantear soluciones concretas y tangibles orientadas a mitigar o a resolverlo. Los dos proyectos ganadores serán ejecutados con el acompañamiento de estudios jurídicos y departamentos legales de empresas miembros del Organizador.

La convocatoria para la presentación de proyectos de estudiantes se extendió a todo el país. Desde el Centro de Formación Integral para Competencias en Derecho Internacional (CFICDI), bajo la codirección de la Prof. Georgina Guardatti, se convocó a estudiantes de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Mendoza a proponer diversos proyectos.



Así, en esta III Temporada del DESAFÍO PRO BONO 2021 el proyecto presentado por el equipo de la UM que resultó ganador está integrado por Débora Ariadna Pérez Bianchi -Sede San Rafael-, María Belén Valdemoros AlbaCandelaria Betsabé Gottardini GuidoneMaría Antonella Savina Lo Castro – Sede Central- y abordó el tema «Reconocimiento de identidades» dirigido a personas en situación de calle como grupo vulnerable.

Miembros de la Comisión Pro Bono con el equipo UM ganador de la III Temporada del Desafío Pro Bono.

El equipo de la UM contó además con el generoso acompañamiento de la Dra. Milagros Alvarenga de la Universidad Nacional de la Cuenca del Plata (Provincia de Formosa), quien junto con su compañera obtuvieron el primer premio del Desafío PROBONO 2019 con su proyecto “Si no es para todos, no hay igualdad”.

Desde la Universidad de Mendoza agradecemos la oportunidad y el reconocimiento otorgado por la Comisión Pro Bono del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, en particular a su presidenta Fernanda Mierez y a su directora ejecutiva Delfina Balestra, como así también, a todos quienes han hecho posible 20 años de cultura Pro Bono.

¡Felicitaciones a nuestras alumnas por ganar este Desafío que recién comienza!

Sobre el proyecto ganador “Reconociendo identidades”

Las personas en situación de calle representan un grupo social vulnerable con características muy particulares. La pandemia trajo consigo situaciones críticas en la salud para toda la población; pero más aún para este grupo de personas carentes de acceso a los servicios básicos.

Teniendo en cuenta que una de sus principales dificultades es el acceso a las prestaciones del Estado y su reinserción en la sociedad, consideramos que la falta de documentación es fundamental para reconocerles su identidad y comenzar a resolver su problemática.

Los abogados del estudio Estudio Silva Ortiz, Alfonso, Pavic & Louge,  quienes estarán acompañándonos para asesorarlos en el proyecto.

Las personas en situación de calle representan un grupo humano compuesto de individuos que se les debe respetar sus derechos fundamentales. Empero, la realidad dista bastante de lo anteriormente mencionado.

El objetivo principal de este proyecto consiste en promover las acciones necesarias para que sea reconocida su identidad a fin de que puedan, a partir de ella, ejercer sus derechos más fundamentales, como realizar talleres o capacitaciones sobre diferentes oficios que les permita ejercer su derecho a trabajar, acceder al sistema de salud y previsión social, educación, etc.